es.aazsante.fr

El Mayor Portal De Salud Y Calidad De Vida.

¿Cómo debe ser la vacunación en pacientes con enfermedad de Crohn y otras DII?

¿Cómo debe ser la vacunación en pacientes con enfermedad de Crohn y otras DII?

La enfermedad de Crohn y la Retocolitis Ulcerosa son enfermedades inflamatorias intestinales (DII), donde hay una respuesta inflamatoria crónica cuya causa principal se debe a una desregulación del sistema inmunológico. Por eso, cada vez más se hace uso de medicamentos que actúan en la inmunosupresión, como los corticoides, la azatioprina, el metotrexato y la terapia biológica - que en Brasil actualmente está representada por el infliximab y el adalimumab.

Los pacientes con DII tienen riesgo aumento de la infección, pudiendo tener una evolución grave en pacientes con inmunosupresión y desnutrición. Es en este contexto que la vacunación profiláctica debe ser resaltada. En general, los calendarios vacunales deben ser seguidos por los pacientes con DII, sin embargo, las vacunas de virus vivos deben ser evitadas en aquellos en terapia inmunosupresora. Existen tres tipos de vacunas:

  • bacterias o virus muertos
  • bacterias o virus vivos atenuados
  • proteínas o azúcares extraídos de virus o bacterias sintetizadas en laboratorio.

Las vacunas de organismos vivos atenuados son seguras en individuos sanos .

El momento de la vacunación

Lo ideal es que las vacunas se administran antes del inicio del tratamiento con inmunosupresión, alrededor de un mes antes del inmunosupresor, o de dos a tres meses después de su interrupción. Si este escenario no se puede cumplir, no se deben administrar vacunas de organismos vivos. Las vacunas de organismos muertos / inactivos pueden ser recomendadas incluso en pacientes en tratamiento con inmunosupresión.

Recomendaciones para vacunación en los pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Vacunas Inactivadas

Pueden ser usadas en pacientes ya en tratamiento con inmunosupresión:

  • Influenza: anualmente, una vez al año
  • dT / DTP (Tétano / Pertussis): administrar si no ha recibido en los últimos 10 años
  • Neumocócica: una vez cada cinco años
  • Hepatitis A: dos dosis. La inicial y otra después de seis a 12 meses. Reacciones cada 10 años
  • Hepatitis B: tres dosis en uno, dos y seis meses
  • Meningocócica: si no ha sido vacunado antes
  • HPV: Hombres homosexuales y mujeres entre 9 y 26 años

Vacunas Microorganismos Vivos

No deben realizarse en pacientes en tratamiento con inmunosupresión:

  • Varicela: chequear títulos. En caso de inmunidad, vacunar. Esperar de cuatro a doce semanas antes de iniciar la inmunosupresión
  • Herpes-zoster: a partir de los 50 años. Esperar de cuatro a doce semanas antes de iniciar la inmunosupresión
  • Sarampión-Caxumba-Rubéola: chequear títulos. Esperar de cuatro a doce semanas antes de iniciar la inmunosupresión. Refuerzo a los 50 años
  • Fiebre amarilla: vacunar en caso de viaje programado para áreas endémicas. El intervalo de inmunosupresión debe ser de cuatro meses
  • BCG: contraindicado en inmunosuprimidos

Tuberculosis

Otro cuidado muy importante antes de iniciar el tratamiento con inmunosupresores biológicos (Anti-TNF alfa) es cerciorarse sobre la presencia de Micobacterium Tuberculosis (TB) en su forma latente, la cual puede ser activada durante la inmunosupresión y desencadenando la tuberculosis en su forma típica.

Por lo tanto, se deben realizar los siguientes exámenes antes de iniciar el tratamiento con drogas biológicas: < Los pacientes con tuberculosis latente deben ser tratados por seis a nueve meses con isoniazida, iniciada al menos 30 días antes de los medicamentos anti-TNF alfa (Infliximab o Adalimumabe).