es.aazsante.fr

El Mayor Portal De Salud Y Calidad De Vida.

¿Cómo relacionarse con alguien individualista?

¿Cómo relacionarse con alguien individualista?

A menudo soy abordada por pacientes, lectores y conocidos acerca de este tema y también sobre los conflictos generados por estas dos palabras: individualismo y relación. En los demás artículos, ya he abordado anteriormente una visión sobre la importancia de la individualidad de cada sujeto y del yo, para que entonces se tenga la oportunidad de una buena relación. Pero, esta vez, a pesar de la base para el artículo ser las mismas palabras, el contexto será muy diferente. Aquí el conflicto está en torno a relaciones que poseen características individualistas y egocéntricas. En el psicoanálisis también pueden ser dichas como narcísicas (este término es una referencia a la historia de Narciso y vale leer al respecto).

Es importante retomar que desde nuestro nacimiento dependemos de otra persona para sobrevivir, tanto físicamente como emocionalmente, habiendo una necesidad de intercambio de experiencias y reconocimientos en las diferentes etapas de la vida. Conforme crecemos, vamos ampliando y reubicando esas vivencias hacia nuestras relaciones, internas y externas. Aprendemos, pues, desde bebés y también como niños, si debemos o no estar abiertos para recibir e intercambiar con los demás. En el caso de que se trate de una persona con palabras arrogantes, frases llenas de razón, posturas prepotentes que suelen desmerecer o que se desmoronan, criticar mucho a los demás o aquello que no es su elección o que no les represente.

Las personas con características individualistas viven el ideal de perfección de sí mismas. Son personas que tienen dificultad para reconocerse en el medio, en el otro o incluso en ellas mismas. A veces sucede porque fueron tan enaltecidas por su medio, sus padres - bebés y niños que aprendieron que son mejores que otros, que son más inteligentes, más desarrollados, con mucha opinión, todo de ellos es el máximo, etc. - que su ego se vuelve lleno de sí y entienden, así, que por ser mejores que los demás no necesitan del otro, a veces ni siquiera de sus padres. ¿Por qué necesitaba un compañero un día en su vida?

Hay también el caso inverso, donde faltó una mirada / cuidado afectivo, amoroso, acogedor y alentador en el medio que nació y vivió. Esta persona intenta compensar tal falta mirando intensamente hacia sí misma, hacia su ego, en un intento fantasioso de acogerse y de creer en sí misma. En ambos casos es común que sean personas con palabras arrogantes, frases llenas de razón, posturas prepotentes que suelen desmerecer o criticar mucho a los demás, otros o aquello que no es su elección o que no les represente. Todos o todo aquello que no le interesa o representa es signo de riesgo, es decir, una amenaza a su posición de destaque, de ser el mejor o el "más-más" (sea cual sea el asunto) y la tendencia es que sea y en el caso de que se trate de una persona con ego tan inflado o con personalidad narcisista intensa tienden a no relacionarse.

¿Cómo relacionarse con alguien así? Al menos no de acuerdo con lo que entendemos por una relación adecuada o sana, donde hay un tipo de amor armónico, socio y donde los sueños son soñados juntos y para ambos. Para un individualista eso no interesa, él es una persona de actitudes egoístas, usa como base solamente su satisfacción, su verdad y tiende a dictar reglas en las relaciones. Cuando es contrariado o cuando le presentan otra posibilidad de pensar termina entendiendo como afrenta. Así, es una relación casi imposible de mantenerse y normalmente está rodeada de estrés, peleas, agresiones o criticas y desmerecimientos continuos.

Sin embargo, eso no significa que estas personas no se relacionen, por el contrario. Hay algunos perfiles que pueden atraer, y mucho, una persona narcisista / individualista:

Buscan personas con el mismo perfil:

en este caso puede incluso parecer inicialmente afinidad de pareja, lo que sería bueno, pero en el caso de una persona individualista se trata, en realidad, de verse a sí mismo en el otro, como un espejo. Se apasionan por personas de personalidad muy cercanas, a veces son parecidas hasta físicamente, poseen gustos y actos muy similares. En realidad están apasionados por ellos mismos, se ven a través del otro y no al otro (perciben la diferencia?) Y eso sucede con ambos. Por lo tanto, es una relación egocéntrica y no de asociación.

Buscan personas que les gustaría ser o un día fueron:

aquí ellos escogen compañeros que alimente sus fantasías o ideales, que no lograron concretar o que los perdieron. Muchas veces basta estar al lado o convivir en el medio para creer que también es merecedor de destaque, éxito y reconocimiento (que es del otro). Un ejemplo de ello son las personas mayores que se involucran con otras mucho más jóvenes; madre que usa ropa de la hija; una mujer que cree que tiene tanto éxito como su marido, que es actor de éxito y ella ni actriz es; El padre que se juzga inteligente a través de las notas del hijo, etc. Buscan persona para servirle:

en esta situación la persona individualista busca convivir y involucrarse con otras que son su opuesto, pero con un objetivo claro, que la otra persona los sirva. Ella quiere a alguien con autoestima baja, pues necesita a alguien que la admire constantemente y necesite a alguien para admirar. Esta es una relación que le enaltece mucho, pues la persona tiende a vivir le felicitando, mimando, sirviendo y atendiendo sus deseos, garantizando su fantasía. ¿Ustedes notaron que en todos los casos citados hay el mismo punto en cuestión? Que es la única atracción de un individualista es él mismo

La pasión sentida será de él por él mismo, y sólo se involucrar con alguien si esta persona le representa y es su espejo continuo Estas relaciones generalmente son turbulentas, vacías y llenas de síntomas y disfraces, pues uno o ambos lados tienen conflictos emocionales y son inestables para involucrarse con otra persona. Estas relaciones pueden durar toda la vida, o pocos días, todo depende de la pareja y de sus defensas para disimular y tratar con el egocentrismo.

Para terminar, vale citar que difícilmente las personas así buscan ayuda, pues no están abiertas a escuchar o descubrir sus fallos y puntos débiles. Luego, difícilmente van a reconocer que necesitan cambiar o mejorar algo en la relación. Entonces, cuando me preguntan qué pueden hacer para que su compañero entienda esto, para que cambie o amenice su comportamiento, mi respuesta es siempre la misma: Usted, estará tratando de hacer su trabajo por él y eso no funciona ! Usted sólo puede hacer por usted, percibir sus síntomas, percibir por qué entró o está en esta relación, lo que gana y pierde con eso, además de analizar suyo? y que hacer de aquí en adelante con usted.

  • Es muy importante saber que a partir de sus elaboraciones su relación venga a cambiar, pues inevitablemente usted no será tan atractivo a los ojos del individualista, ya que va a dejar de reflejarlo. Y que no hay que olvidar que no es un espejo, que no es un espejo, que no es un espejo, es que Narciso encuentra feo lo que no es espejo. "

  • ¿Está dominado por sus impulsos?

    ¿Está dominado por sus impulsos?

    Algunos ejemplos más frecuentes de trastornos de hábitos e impulsos son juego patológico, piromania, cleptomanía, tricotilomanía, amor patológico y dependencia de Internet. En el pasado, y aún hoy, muchos creen que el juego patológico es un vicio de personas débiles, irresponsables y perdidas, que no le importa el sufrimiento de sus seres queridos.

    (Bienestar)

    Relaciones abusivas: cómo reconocer y qué hacer

    Relaciones abusivas: cómo reconocer y qué hacer

    El tema de la relación abusiva a menudo está presente en las sesiones o incluso en las lecturas y las conversaciones. Este tema antiguo e histórico ha sido actualmente tan hablado y mencionado, porque posiblemente no da más cuenta de guardar para sí y callarse ante tantas vivencias alrededor de él. Hablar al respecto no es "mimimi", es educativo, fundamental y una cuestión de salud pública.

    (Bienestar)