es.aazsante.fr

El Mayor Portal De Salud Y Calidad De Vida.

Programación Neurolinguística ayuda en el tratamiento de las fobias

Programación Neurolinguística ayuda en el tratamiento de las fobias

El miedo forma parte de la vida de todas las personas y puede ser definido como una sensación de que algo malo puede suceder. Él puede ser seguido de síntomas físicos que incomodan o de un sentimiento vivido ante el peligro. Los miedos aparecen según las fases de la vida y pueden ser diversos - como miedo de oscuridad, de estar solo, e incluso de morir. Esta sensación es normal en el proceso de desarrollo del ser humano, pero en grados más extremos esto puede tornarse patológico, una fobia.

La fobia es un miedo exagerado e incontrolable de determinadas situaciones o de animales y objetos. La mayoría de las personas sufren más con las fobias que los hombres. Las mujeres sufren más con las fobias que los hombres. La fobia es un temor exagerado e incontrolable de determinadas situaciones o de animales y, por lo tanto, no es necesario que se produzca un aumento de la frecuencia cardiaca, la falta de aire, la sudoración excesiva, la náusea, vértigo, escalofríos, hormigueo, entre otros síntomas.

Muchas personas sufren con las fobias y los casos más comunes son miedo de avión, de hablar en público, de conducir, de animales y la fobia social. ¿Quién no conoce un caso de alguien que sufre cuando necesita viajar en avión o cuando un insecto aparece en su camino?

Pero cómo identificar y tratar las fobias?

En el camino hacia el control de las fobias, el análisis puede ser una buena alternativa. Con la ayuda de un psicoanalista que utiliza la PNL (Programación Neurolinguística) como herramienta, el paciente enfrenta sus miedos y logra superar sus límites.

La PNL fue propuesta y desarrollada en la década de 1970 por dos estadounidenses en California. El modelo consistió en describir la relación entre la mente (neuro) y el lenguaje (lingüístico - verbal y no verbal) y cómo la unión de estas dos interactúa en el cuerpo, por medio de sensaciones fisiológicas. La PNL posibilita que, por medio de emociones, sensaciones y acciones, las personas puedan pensar en soluciones a sus problemas, reprograbando la situación, el cerebro para que consigan resolverlos o superarlos.

La metodología consiste en, por medio de un estado alterado de conciencia, percibir e identificar todas las sensaciones que una emoción genera en nuestro cuerpo, partiendo siempre de una mala emoción (problema), pasando por una emoción de desafío e ir hasta una emoción buena (algo fácil y totalmente realizable), siempre identificando qué sensaciones nuestro cuerpo identifica en cada etapa y anclando las mismas. Después de este levantamiento y registro, hacemos lo que llamamos programación, donde, a través de la PNL, transferimos las sensaciones buenas a las situaciones en que tenemos sensaciones malas. Con eso, aumentamos nuestra autoestima, confianza y discernimiento, ampliando nuestra capacidad de resolución y teniendo otro enfoque y acción hacia algo que antes imaginábamos como indisoluble y enorme.

Por medio de la Programación Neurolinguística, conseguimos resultados sorprendentes y positivos, eliminando de nuestras las vidas creencias que nos limitan y que nos hacen tan mal en nuestro día a día.


Los hombres son más chistosos que las mujeres, apunta la investigación

Los hombres son más chistosos que las mujeres, apunta la investigación

De acuerdo con una nueva investigación realizada por la empresa Kaspersky Lab, los hombres son más propensos a dar detalles de la vida ajena y se preocupan más con la marca la cantidad de que gana en las redes, comparado a las mujeres. Los investigadores examinaron el uso de las redes sociales con base en informaciones dadas por los usuarios.

(Bienestar)

Algunos hábitos aumentan nuestro crecimiento

Algunos hábitos aumentan nuestro crecimiento

Muchos factores obstaculizan el crecimiento, pero algunos son peores que otros. Entre los factores que causan más daño al crecimiento están la disminución de las horas de sueño, esto mismo, dormir poco disminuye el crecimiento. En fase de crecimiento el niño y el adolescente necesitan de al menos 10 horas de sueño, siendo el ideal 12 horas.

(Bienestar)