es.aazsante.fr

El Mayor Portal De Salud Y Calidad De Vida.

Nuevas esperanzas en el tratamiento de la obesidad

Nuevas esperanzas en el tratamiento de la obesidad

Los medicamentos antiobesidad han sido estigmatizados desde hace mucho tiempo. La mayoría de las personas están en contra de la utilización de tratamiento medicamentoso o incluso quirúrgico para esta enfermedad.

El tratamiento clínico clásico de la obesidad se basa en programas multidisciplinarios de orientación dietética, incremento de las actividades físicas y cambio de comportamiento. A pesar de que esta estrategia terapéutica está bien establecida como un método efectivo de tratamiento para la reducción de peso, una gran parte de los individuos es refractaria a esta forma de enfoque y la recuperación de peso es una regla (Serdula MK et al., 1993). > Además, estos procedimientos no han sido capaces de impedir la creciente epidemia de obesidad que está fuera de control en muchos países, incluido Brasil. Desafortunadamente, el prejuicio contra las medicaciones contra la enfermedad sigue siendo grande. La necesidad de la ayuda de medicamentos para el tratamiento y control de la obesidad deriva de la frecuente falla del tratamiento clásico aliado a un mejor entendimiento de los aspectos biológicos de esa enfermedad, ya que se trata de una enfermedad crónica y multifactorial, de tratamiento extremadamente difícil. En el año 2011, el arsenal terapéutico disponible para el tratamiento de la obesidad quedó bastante limitado en Brasil tras la retirada de tres medicamentos : la anfepramona, el fenproporex y el mazindol. Sólo la sibutramina se mantuvo y, aún así, con control más riguroso, lo que restringió mucho el tratamiento de esta enfermedad, incluso para los obesos diabéticos, así como a los que no responden o no toleran ese remedio. Esto ha dejado a los endocrinólogos muy preocupados no sólo con el posible aumento de la prevalencia de personas obesas (incluyendo los mórbidos), sino también con la ganancia de peso de las personas que se benefician con los medicamentos retirados.

Nuevos medicamentos

"Ciertamente , la decisión de medicar a un paciente obeso debe tener en cuenta a cada individuo en términos de los riesgos potenciales y beneficios "

Sin embargo, las noticias muy animadoras acaban de ser divulgadas. La FDA (Food and Drugs Administration), órgano que regula la comercialización de medicamentos en Estados Unidos, que hace 13 años no aprobaba una nueva sustancia antiobesidad, acabó de autorizar el lanzamiento de dos nuevos medicamentos.

Uno de ellos acaba de ser liberado (17/07/2012) por la FDA y tiene el nombre comercial de Qsymia, del laboratorio Vivus Inc. El producto se compone de dos sustancias: la fentermina y el topiramato. Los estudios mostraron que Qsymia cuando se utiliza en la dosis máxima recomendada es capaz de promover, en promedio, una reducción sostenida de alrededor del 9% del peso corporal. Además, se observó una reducción del 5% del peso en torno al 70% de los pacientes tratados (Garvey et al., 2012). La fentermina, uno de los compuestos de la combinación aprobada, es un agente que actúa en las catecolaminas (adrenalina y noradrenalina) y ya está disponible en el mercado estadounidense durante muchos años. Los efectos colaterales son muy parecidos a los de la anfepramona y del fenproporex, tales como: sequedad de boca, irritabilidad, ansiedad, insomnio, temblor e intestino preso (Kang et al., 2012). El topiramato (el otro compuesto) es un fármaco anticonvulsivo que puede inducir efectos colaterales como parestesias (sensación de hormigueo), mareo, alteración del gusto, somnolencia y reducción del apetito (Kang et al., 2012). La combinación fentermina y topiramato es especialmente interesante, ya que actúa de forma sinérgica intensificando el poder de disminución del apetito, además de reducir los efectos adversos de los dos medicamentos

Otra técnica antiobesidad, la locarserina (Belviq, del laboratorio Arena Pharmaceuticals) fue aprobada por la FDA para el tratamiento de adultos obesos (IMC de 30 o más) o con sobrepeso (Índice de Masa Corporal - IMC - de 27 o más), que tengan al menos una complicación asociada, como la diabetes mellitus tipo II, la presión arterial alta o altos niveles de colesterol. A diferencia de Qsymia, Belvic estimula el receptor de serotonina, es decir, es un agente serotoninérgico, que actúa en el aumento de la saciedad y, consecuentemente, en la reducción de la ingesta alimentaria.

Los estudios mostraron buena seguridad para el sistema cardiovascular y pulmonar (Bloom, MD). Los efectos colaterales más comúnmente observados fueron cefalea, fatiga, mareos, náuseas e intestino atrapado. Este medicamento se mostró capaz de promover una reducción del 3% en peso más que en el grupo placebo después de un año. Esto significa que su eficacia es inferior a la de la sibutramina, el orlistate y el nuevo Qsymia (fentermina y topiramato).

Aunque no es superior a los medicamentos disponibles en el mercado, seguramente la locarserina puede ser una nueva opción, principalmente para los pacientes que, no toleran a los demás fármacos, ya que tenemos muy pocos medicamentos disponibles para tratar la obesidad. De esta forma, ambos medicamentos aprobados pueden ser utilizados como auxiliares para los pacientes que no obtienen éxito por medio del tratamiento clásico, ya que se mostraron eficaces en promover la reducción de peso y los beneficios de su utilización se consideraron mayores que los riesgos derivados de la enfermedad la obesidad, la cual predispone a innumerables problemas de salud y resulta en una significativa reducción de la calidad de vida.

Ciertamente, la decisión de medicar a un paciente obeso deberá tener en cuenta a cada individuo, en términos de los posibles riesgos y beneficios. Es fundamental que las investigaciones continúen a un ritmo acelerado para el perfeccionamiento de nuevos medicamentos cada vez más eficaces y seguros, con el objetivo de atenuar el sufrimiento de los pacientes afectados por esta enfermedad.

Por último, la posición de la FDA de aprobar estos medicamentos demuestra que esta agencia revisó su posición anterior, probablemente, en vista de los resultados de extensas investigaciones en el área y de la urgente necesidad de contener una verdadera epidemia de obesidad. Pero en Brasil, por ahora, no hay información sobre la posibilidad de la aprobación.


Mujer aprieta espina y descubre infección grave en la cara

Mujer aprieta espina y descubre infección grave en la cara

Cuando aparece una espina nueva en la cara, es casi imposible resistir a aquella esprimida para estallar la bendita. "Después de una hora mi cara se hinchó y me dolía mucho. Fui al hospital y descubrí que tenía un caso grave de muerte, y que, al cabo de una espina, la americana Katie Wright acabó descubriendo un problema mucho más grave.

(Salud)

La pérdida de peso es el mejor remedio para quienes sufren de artrosis en la rodilla

La pérdida de peso es el mejor remedio para quienes sufren de artrosis en la rodilla

Hasta hoy, pensábamos que, para los individuos con osteoartritis (osteoartritis o artrosis) de rodilla, la pérdida de cartílago era irreversible. Y lo mejor que los pacientes y los médicos podrían hacer era evitar más daño a las rodillas, y en casos más graves, recurrir a la cirugía de sustitución de rodilla.

(Salud)