es.aazsante.fr

El Mayor Portal De Salud Y Calidad De Vida.

¿Sabes la diferencia entre psicólogo y un coach?

¿Sabes la diferencia entre psicólogo y un coach?

La novela de la Globo "El Otro Lado del Paraíso", transmitida a las 21 horas, provocó una polémica: una abogada especialista en coaching está tratando el trauma de una joven con el sexo, que los personajes no saben, pero está ligado a un abuso sexual infantil. (...) la novela en cuestión sugiere como "solución rápida" y como una herramienta para extraer la verdad, la práctica del coaching, para el acceso al bloqueo sexual oriundo de abusos sexuales sufridos en la infancia El CRP-MG resalta que tal práctica no es una herramienta adecuada para lidiar con problemas psíquicos, trastornos mentales o cualquier otro tipo de fragilidad emocional que requiera cuidado y tratamiento, "El tratamiento psicológico, sí, es capaz de interferir en la perpetuación del sufrimiento, trayendo reestructuración y resiliencia a las víctimas de abuso."

Con eso, es normal preguntarse: ¿cuál es la diferencia, después de todo, entre un psicólogo y un médico un coach? O incluso tratar de entender lo que cada profesional hace. En este artículo quiero aclarar cualquier posible duda, ya que tengo formación en ambas áreas.

Si usted se siente triste o incluso presenta síntomas percibidos como problemas, lo ideal es la búsqueda de la comprensión que está teniendo con usted, pues además de mental, puede existir incluso un componente físico y las necesidades médicas. Un psicólogo puede analizar mejor sus condiciones psíquicas para indicar un tratamiento. Las sesiones de coaching no son ideas para el tratamiento, pues no hay enfermedad, sino un trabajo preventivo de excelencia y bienestar.

¿Cuál es el área de actuación de un coach?

El área de actuación de ese profesional es algo maleable, ya que no hay un órgano responsable. Por ejemplo, la psicología el Consejo Federal de Psicología, que es "una autarquía que tiene la finalidad de" orientar ", disciplinar y fiscalizar el ejercicio de la profesión de psicólogo y velar por la fiel observancia de los principios de ética y disciplina de la clase". Cuando hay un órgano que fiscaliza una profesión, las exigencias son innumerables, pues hay varias obligaciones, deberes, reglas y normas a ser cumplidas. El coach, el trainner de la PNL y el hipnólogo, por ejemplo, que no están regidos por ese modelo de fiscalización, están fuera de ese proceso. De este modo, el área de actuación es algo flexible.

Habitualmente, el foco del coach es en la solución de mejora continua y no en la cura de problemas propiamente dichos. No hay un anamnesis, una evaluación en los moldes de la medicina y la psicología. La idea es estimular el coache (cliente del coach) al desarrollo para el encuentro de excelencia en las áreas de interés, tales como:

Personal

  • Profesional
  • Social
  • Deporte
  • Entre otras. El formato más conocido de sesiones de coaching involucra encuentros con número de sesiones predeterminadas, pues el modelo sigue una secuencia preestablecida que va más allá de la mirada e individualización del coache. El coach conduce el proceso basado en metodología de preguntas precisas que estimulan el coachee a pensar y encontrar su camino de respuesta. No hay análisis o opinión del coach, mucho menos se hace cualquier tipo de intervención a través de asesoramiento.
  • ¿Y cuál es la diferencia del coach para el psicólogo?

En la atención psicológica, además de las reglas y mirar atendo del consejo de psicología , el modelo varía de acuerdo con la formación del profesional, psicoanálisis, hipnosis ericksoniana, cognitiva conductual, etc. Para algunos psicólogos, las sesiones se inician con evaluación de pruebas, una extensa anamnesis de comprensión y mapeo de la historia de vida, familiar, incluso de la salud física. Otras sesiones incluyen reflexión, análisis o incluso tareas y métodos de evaluación de resultados.

La atención para la curación se da después de un diagnóstico, una comprensión mayor que el problema presentado. Durante el tratamiento, las herramientas usadas pueden ser de diversas fuentes, siempre que sea de la elección, formación y conocimiento del psicólogo. En el caso de la psicología clínica, el modelo de atención de la psicología clínica se puede hacer y seguir paralelo a la atención del coach. Los tratamientos son complementarios, justamente, pues son medios diferentes de mejora y bienestar emocional. Un proceso no excluye y no invalida al otro, al contrario, fortalece y tras buenos resultados.

Cuando se piensa en la indicación de un profesional, por ejemplo, para un coach indicar que su coachee haga una psicoterapia o incluso un tratamiento psiquiátrico es es interesante pensar algunos puntos:

No siempre el curso de formación de ese profesional enseña qué profesionales pueden y deben ser indicados y para qué casos. Es decir, no siempre el coach es apto para la comprensión mayor de la mente humana para ser capaz de indicar el tratamiento a ser hecho

A veces, es necesario contar solamente con el sentido común y la capacidad individual del profesional de percepción de su coachee una posible indicación de tratamiento, mucho más que una regla establecida

Hay que tener en cuenta que para algunos profesionales aún no muy experimentados, la indicación para un tratamiento fuera del proceso de coaching es sinónimo del no éxito, de la no obtención del tratamiento el resultado final, como si eso fuera un problema grave, lo que jamás debería ser, pues cuando se tiene más experiencia en el coaching se constata lo que creo fuertemente, los trabajos se suman al mejor resultado.

Ningún tratamiento es milagroso

  • Comparto que ya tengo 20 años de trabajo en el área de psicología clínica y 15 años de actuación en el área de coaching y en esos tantos años de trabajo percibo que las formaciones son siempre bienvenidas para la actualización del contenido que se ofrecerá durante el tratamiento. La herramienta del coaching, por ejemplo, es apenas una entre tantas del proceso. El foco es, y debe siempre estar, en lo que el cliente desea mejorar y en la dinámica individual de cada uno. En el caso de que se produzca un cambio en la calidad de vida de la población, se debe tener en cuenta que, y que se necesita atención, cambio y conciencia de la propia vida para que algo suceda efectivamente de modo duradero. Pero en ese mañana ya tendrá espacio para que se creen otras técnicas para sustitución de aquella y tentativa de nueva cura milagrosa. Y así, sigue en una constancia de creaciones de buenas herramientas, pero vendida como solución única en lugar de complementar con excelencia. Comprender el ser humano con atención, escucha y orientación hace diferencia en el resultado.

  • Fantasías sexuales: ¿cómo hablar de eso con el compañero?

    Fantasías sexuales: ¿cómo hablar de eso con el compañero?

    Nuestro psiquismo no existiría si no existiesen las fantasías. Las fantasías sexuales, como cualquier otro tipo de fantasía, son inherentes a los humanos. Dentro de la psicología la fantasía es entendida como un mecanismo que existe para minimizar y aliviarnos de algo que deseo, pero yo no me permito ni pensar, entonces eso va hacia mi inconsciente y se manifiesta como fantasía.

    (Bienestar)

    El matrimonio es más valorado por hombres que por las mujeres, dice Fechafolha

    El matrimonio es más valorado por hombres que por las mujeres, dice Fechafolha

    Este lunes (27), una encuesta divulgada por el diario Folha de S.Paulo reveló que los hombres valoran más el matrimonio que las mujeres las mujeres. La investigación realizada por el Datafolha apunta que el 79% de los hombres mayores en Brasil consideran el matrimonio importante o muy importante. El porcentaje descubierto es superior al registrado entre las mujeres, que se quedó en el 61%.

    (Bienestar)