es.aazsante.fr

El Mayor Portal De Salud Y Calidad De Vida.

Adolescentes necesitan 9 horas o más de sueño, dice estudio

Adolescentes necesitan 9 horas o más de sueño, dice estudio

Un estudio realizado en la escuela de St. George en Rhode Island, en los Estados , Afirma que retrasar el horario de inicio de las clases del período de mañana en las escuelas beneficia el sueño de los adolescentes y, por consiguiente, la calidad de vida y el rendimiento de estos jóvenes en los estudios.

Un sueño inadecuado, definido como debajo de nueve las horas por noche para adolescentes, es un problema ya bastante conocido entre familiares y profesores, por lo que la médica Judy Owens, especialista en calidad del sueño del Hasbro Children's Hospital, alentó el retraso al inicio de las clases en modestos 30 minutos, cambiando el horario de las horas De las 8h a las 8h30, lo que contribuyó con una significativa mejora en la concentración, el humor y la salud de los estudiantes.

Aproximadamente 3 mil alumnos tuvieron permiso de los padres y aceptaron participar del estudio, publicado en la edición de julio d el Archives of Pediatric and Adolescent Medicine. De ellos, cerca de 280 respondieron a un cuestionario por e-mail que hacía un levantamiento de la satisfacción con el sueño antes y después del cambio de horario. Este cuestionario incluyó escalas para medir la falta de sueño, comportamiento al despertar y depresión. Los resultados mostraron caídas drásticas en el porcentaje de estudiantes que sentían que rara vez o nunca tuvieron una buena noche de sueño (del 69% al 34%), y los que relataron nunca estar satisfechos con el sueño (del 37% al 9%). Los demás apuntes del estudio todavía relatan que menos alumnos afirmaron sentir fatiga o falta de motivación, y la proporción de alumnos que se auto-titulaban infelices o depresivos cayó significantemente, del 66% al 45%. Así como hubo la reducción de alumnos que fueron hasta la enfermería debido a quejas por cansancio y fatiga. En el estudio, los cambios biológicos en los adolescentes pueden causar lo que se conoce como un retraso en las fases, es decir, el aumento de la mortalidad el inicio del sueño y el despertar debido al cambio en el ritmo circadiano del joven, que es el responsable de la regulación del reloj biológico, manteniendo el cuerpo alerta a lo largo del día y relajado durante la noche.

La investigadora afirma que el período ideal de sueño para un adolescente gira alrededor de nueve horas y quince minutos por noche, a pesar de los cambios en los horarios de dormir y despertar. "A nivel práctico, esto quiere decir que un adolescente común tiene dificultad de caer en el sueño antes de las 23h, por lo que el horario ideal para levantar sería alrededor de las 8h", aclara Owens.

Sueño inadecuado

La privación del sueño puede traer serias consecuencias como, perjuicios y alteraciones de humor y comportamiento, caída del nivel de atención, memoria y en la calidad de vida en general. "A los factores biológicos, los adolescentes están expuestos a múltiples ambientes y estilos de vida, como actividades extracurriculares, lección de casa y tareas después del horario de clase, lo que tiene total y significativo impacto en sus condiciones de sueño", refuerza

En la escuela, un sueño irregular todavía puede resultar en un bajo rendimiento académico y en la caída de la motivación en el aprendizaje. Los maleficios también pueden ser reflejados en la salud del joven, como ganancia acentuada de peso, falta de ejercicios físicos y, consecuentemente, el uso de estimulantes para mantener la atención.

La especialista explica que los adolescentes acostumbran a dormir mucho durante el final de la vida la semana justamente debido al sueño insuficiente durante la semana, lo que contribuye con el rompimiento del ritmo circadiano y la caída de los niveles de alerta durante el día. Owens comenta que "no es sorprendente que un gran número de estudios han documentado que el adolescente es privado de su sueño y parece patológicamente soñoliento durante el día."

Dormir mejor para vivir mejor

Algunos consejos básicos pueden ayudar a adolescentes y adultos a tener noches más dormidas. El neurólogo Shigueo Yonekura, del Instituto de Medicina y Sueño de la Unifesp, da consejos sencillos de cómo espantar el insomnio.

- Antes de ir a la habitación, es fundamental aplacar las ansiedades del día a día. No vaya a la cama tan pronto como llegue. Primero tome un baño caliente, busque relajarse, para sólo entonces ir a acostarse.

- Apagar el televisor y el ordenador es un método bastante eficaz. La luz de estos aparatos retrasa la producción de las sustancias responsables del aviso de que es hora de dormir.

- Ejercicios físicos deben ser realizados hasta cuatro horas antes de ir a dormir, o el cuerpo todavía estará agitado.

- Un té también sin embargo, es necesario escoger las hierbas correctas. Nada de tomar té negro o verde, ricos en cafeína, que es estimulante. Infusiones de melissa y manzanilla inducen al sueño y aún mejoran su calidad.

- Coma poco por la noche. Haga una comida ligera, usando, por ejemplo, espárragos, palmito, arroz, patata, avena y soja. • Tomar sopas con estos ingredientes es una excelente pedida, principalmente en las noches más frías.

- Aquel bistec jugoso jamás debe ser comido por la noche, porque la proteína que compone ese alimento activa el sistema nervioso simpático, responsable, entre otras funciones, por otras [

] - Un ritual interesante es después del baño tibio, encender una lámpara azul y gotear unas gotas de aceite de lavanda en la almohada. "Un vaso de leche tibia también ayuda a encontrar el camino para un sueño tranquilo, porque el alimento posee (en concentración no muy grande, es verdad) , el triptófano, que es un precursor de serotonina, otro neurotransmisor que está fuertemente asociado a la relajación profunda.


¿Por qué el bebé no duerme?

¿Por qué el bebé no duerme?

Todo padre y madre saben que una noche tranquila es aquella en que el bebé puede dormir bien, sin llorar hasta que amanezca. Para que esto ocurra, debe estar alimentado, sano y sentirse en un ambiente protegido y confiable. Sin embargo, con todas las condiciones favorables, otros factores pueden llevarlo a no poder dormir.

(Familia)

Familia utiliza casco de ciclismo para apoyar a bebé con mala formación en el cráneo

Familia utiliza casco de ciclismo para apoyar a bebé con mala formación en el cráneo

Después de ser diagnosticado con plagiocefalia, una mala formación del cráneo, el bebé Jonas Gutiérrez de cuatro meses fue forzado a usar un casco especial para corregir el problema. Como una forma de solidaridad, toda la familia empezó a usar el accesorio para apoyar al niño. La plagiocefalia posicional se desarrolla por un posicionamiento vicioso de la cabeza, por ejemplo cuando los bebés se quedan dormidos o se sienten en la misma posición.

(Familia)