es.aazsante.fr

El Mayor Portal De Salud Y Calidad De Vida.

Ooforectomía: cirugía para la retirada de los ovarios

Ooforectomía: cirugía para la retirada de los ovarios

Indicaciones

Los ovarios son órganos "tumorigénicos", es decir, pueden desarrollar tumores con mayor frecuencia que otros órganos. Esto sucede porque prácticamente en todos los ciclos crece una especie de quiste, lleno de líquido y muy rico en estrógeno, donde se desarrolla el óvulo. El óvulo se libera cuando el folículo se rompe, en un proceso llamado ovulación. A veces la ruptura no ocurre y el folículo puede crecer mucho - sus dimensiones pueden alcanzar muchos centímetros, algunas veces, alcanzando grandes dimensiones. A los que llamamos tumores císticos foliculares, los tumores císticos foliculares en general son quistes benignos, pero si no se repentinan en uno o dos ciclos menstruales, deben ser bien investigados a través de la asociación de métodos diagnósticos, tales como, ultrasonografía (US) y la resonancia magnética de la pelvis (RM) para que se obtenga un diagnóstico preciso.

A veces, después de la ovulación, queda un pequeño vaso sangrante dentro del ovario formando el llamado quiste de cuerpo lúteo, el cual también desaparece después de una o más dos menstruaciones. Ambos se llaman quistes funcionales y prácticamente no requieren cirugía. Debemos estar atentos a la posibilidad de que los aumentos del ovario causados ​​por los quistes pueden predisponer a las torsión de su pedículo, interrumpiendo su vascularización con consecuente necrosis ovárica, causante de dolores intensos y completa pérdida del órgano.

Formaciones que no se rigen y que En la mayoría de los casos, la mayoría de las personas que sufren de depresión, depresión, de ansiedad, de ansiedad, que dependen de la necesidad de una cirugía, ya sea para la retirada del tumor o de uno o de los dos ovarios, en los casos compatibles con sospechas de malignidad.

Otros tipos de tumores pueden recomendar la ooforectomía parcial o ooforoplastia. En algunos casos de cáncer de mama, la retirada de los ovarios puede indicarse en los casos de endometriosis, quiste de cuerpo lúteo hemorrágico o en los teratomas benignos (quistes dermoides). con el objetivo de eliminar la fuente de producción de las hormonas, cuyos efectos pueden agravar la evolución del tumor mamario.

Contraindicaciones

La ooforectomía, sobre todo la retirada de los dos ovarios, no debe realizarse de manera indiscriminada. La falta de hormonas ováricas repercute dramáticamente en el organismo de la mujer, principalmente aquellas que están en plena capacidad reproductiva. Esto ocurre porque la ooforectomía crea bruscamente la parada definitiva de la menstruación (menopausia) con todas sus repercusiones sintomáticas, como olas de calor, palpitaciones e insomnio, además del impacto metabólico, aumentando el riesgo de osteoporosis, atrofia genital, cistitis de repetición y otros

De esta forma, las mujeres jóvenes o que aún no han menstruado sólo tienen indicación para retirar los ovarios en situaciones dramáticas de enfermedad maligna.

Lo fundamental es que los cuidados sean siempre preventivos. Todas las mujeres, desde la adolescencia y principalmente si ya tienen vida sexual activa, deben someterse a exámenes de su aparato reproductor, incluyendo las mamas, al menos una vez al año. Lo ideal es hacer visitas periódicas cada seis meses, sobre todo para aquellas de grupo de riesgo para enfermedades sexualmente transmisibles, las que hacen uso de anticonceptivos hormonales o que tienen antecedentes familiares o personal de enfermedad ginecológica más severa.

Las mujeres que cumplieron 40 años y ya pasaron por la menopausia también tienen una recomendación especial para el seguimiento ginecológico, ya que el cáncer de ovario acomete con más frecuencia a las mujeres entre 55 y 75 años.

Exámenes necesarios para realizar la cirugía

los exámenes de laboratorio de rutina, exigibles para la mayoría de las cirugías, son indispensables a la ultrasonografía y la resonancia magnética con contraste. Estos exámenes permiten al médico pre-diagnosticar con gran precisión el tipo de tumor, ya sea cístico o sólido. Algunos de los llamados "marcadores tumorales", como el CA-125, pueden ser elevados, pero su especificidad es reducida.

Cuidados antes del procedimiento

Ayuno de 8 horas, incluyendo líquidos

Dieta ligera / líquida la víspera de la cirugía

Uso de laxante en el preoperatorio

Pedir orientación al clínico sobre los medicamentos que deben o no ser suspendidos temporalmente

  • Hablar con el equipo médico sobre instrucciones generales, dieta, cuidados y medicación específicos para el post
  • Tipos de Anestesia
  • La anestesia de elección es la general. A veces se asocia el bloqueo con raquianestesia, que da una excelente analgesia postoperatoria de hasta 24 horas.
  • Qué médico realiza la cirugía
  • En su mayoría, las ooforectomías son realizadas por los ginecólogos. Los cirujanos generales están habilitados para hacer. En ambos casos los profesionales necesitan tener título de especialista en el área. En algunos casos de malignidad se puede solicitar la presencia de un cirujano con formación en oncología.

Cómo se realiza

El abordaje quirúrgico puede ser realizado por laparotomía, a través de la amplia apertura de la pared del abdomen, o por el acceso mini- invasor de la videolaparoscopia, técnica endoscópica moderna que realiza la retirada del tumor o del órgano a través de pequeños orificios - de 5 a 10 milímetros - y que permite recoger el tumor o órgano resecado dentro de una especie de saco o bolsa. En el caso de tumores muy grandes o sospechosos de malignidad, el abordaje debe ser preferentemente por la laparotomía.

Las pacientes durante el acto quirúrgico quedan acostadas de espaldas (decúbito dorsal horizontal) muchas veces asociada a la posición semi-ginecológica, que se adopta para las cirugías laparoscópicas. En estas, la mesa deberá ser inclinada en hasta 40 grados hacia la cabeza.

La paciente será operada en sala quirúrgica, con todos los recursos de soporte quirúrgico y anestésico, necesarios para cualquier imprevisto. Las intervenciones por laparoscopia requieren aparatos e instrumental específico, además de fuentes de luz y monitores de TV, preferentemente de alta resolución.

Laparotomía

En la laparotomía, la incisión podrá ser hecha a través de un corte horizontal o ligeramente arqueado, justo encima del pubis, con cerca de 10-12 cm. En las situaciones de gran sospecha de malignidad se puede hacer un "corte" vertical extenso, que empieza por encima del ombligo y va hasta el pubis (laparotomía mediana).

Después del corte, los ovarios o tumores se retiran. Se realiza una inspección meticulosa del local operado revisando el resultado obtenido y atentando para evitar cualquier punto sangrante. Por último, el equipo médico cierra la pared abdominal por planos. Los puntos se retiran entre 7 y 10 días.

Videolaparoscopia

La mayoría de las veces la ooforectomía se puede realizar por vía endoscópica (videolaparoscopia). Después de distender la cavidad abdominal con gas carbónico, se realiza una punción de 1 cm en el contorno de la cicatriz umbilical, por donde se introduce un cable que proyecta una luz "fría" de gran intensidad (hasta 400 watts) proveniente de una fuente especial, acoplado a una mini cámara que transfiere las imágenes internas a los monitores de televisión de alta definición. Se realizan otras tres pequeñas punciones de aproximadamente 5 mm (muy estéticas) a la altura de la región de uso de un bikini, que prácticamente no dejan cicatrices visibles, por donde se introduce todo el delicado y preciso instrumental quirúrgico. Las imágenes se visualizan con intensa luminosidad y se pueden ampliar en hasta 20 veces, proporcionando detalles más nítidos que vistos a simple vista. Después de que los ovarios o tumores se retiran, se realiza una inspección meticulosa del lugar operado revisando el resultado obtenido y observando para evitar cualquier punto sangrante. Por último, se retira el gas previamente infundido y la paciente recibe uno a dos puntos en cada una de las punciones.

Tiempo de duración del procedimiento

El tiempo de la ooforectomía dependerá del grado de complejidad de la enfermedad existente. En los casos benignos, el acto tiene una duración de una hora, pudiendo prolongarse ante tumores malignos, endometriosis severa o en casos de complicaciones durante el acto operatorio o dificultades técnicas.

Tiempo de internación

En general, la internación es de 24 horas. En la mayoría de los casos, la ooforectomía es una cirugía técnicamente simple y poco agresiva, propiciando una convalecencia muy confortable, sobre todo cuando la intervención se realiza por la intervención laparoscopia. En general, las pacientes pueden reanudar sus actividades cotidianas entre dos y tres semanas.

Los cuidados habituales de post-operatorio deben tomarse como:

Caminar precozmente

Dieta leve en los tres primeros días

de acuerdo con la extensión del acto quirúrgico

Reposo sexual adecuado

Tomar los medicamentos prescritos

Marcar la visita postoperatoria para reevaluación y retirada de los puntos.

  • En teoría, nunca se debe hacer la retirada de los ovarios sin que haya indicación absoluta, en función del drástico compromiso al organismo de la mujer que puede sobrevenir con esta intervención. No obstante, incluso en estos casos, la medicina moderna, a través de los recursos de la terapia de reemplazo hormonal (TRH) es capaz de compensar con eficiencia la falta de las hormonas que provenían de los ovarios. Es un proceso similar al que ocurre paulatinamente cuando la mujer entra en el climaterio y la menopausia.
  • Posibles complicaciones / riesgos
  • Incluso cuando se realiza con buena técnica, todo acto quirúrgico está pasible de algunos riesgos. Las posibilidades son tanto mayores cuanto más compleja e invasiva sea la intervención. Algunos parámetros deben ser observados para evitar o minimizar estos riesgos, tales como diagnóstico preciso, equipo entrenado, equipo anestésico competente, enfermería eficiente, instrumental quirúrgico de calidad y buenas condiciones hospitalarias.
  • Tratamientos post-quirúrgicos
  • Salvo en los casos la endometriosis o las enfermedades malignas, por ejemplo, la ooforectomía no requiere mayores cuidados para optimizar los resultados. Es necesario, sin embargo, estar atento para eventual y muchas veces, obligatoria, suplementación hormonal en el postoperatorio en función de la brusca caída hormonal que sobreventa la retirada de los ovarios, en particular, cuando la cirugía se realiza en mujeres más jóvenes
  • Costos de la Cirugía

La ooforectomía puede ser hecha por el Sistema Único de Salud (SUS). El procedimiento también recibe la cobertura de algunos planes de salud y se puede hacer en la red privada.


El número de casos de conjuntivitis crece en Brasil

El número de casos de conjuntivitis crece en Brasil

Enrojecimiento de los ojos, picazón y ojos llorosos son sólo algunos de los síntomas de la conjuntivitis. En esta época del año, debido al aumento de temperaturas, asociado a la disminución de la ventilación, a los casos de conjuntivitis tienden a crecer. Desde enero, varios estados del país sufren con el brote de conjuntivitis.

(Salud)

Cáncer de próstata: ¿Cuáles son las ventajas del examen de tacto y PSA?

Cáncer de próstata: ¿Cuáles son las ventajas del examen de tacto y PSA?

Diagnosticar precozmente un cáncer potencialmente letal o aún sus lesiones precursoras son los principales objetivos de un examen de rastreo. En el caso del cáncer de próstata (CaP), los dos exámenes que se demostraron eficaces y costo-efectivos fueron la dosis del PSA (del inglés, prostatic specific antigen) y el tacto rectal.

(Salud)