es.aazsante.fr

El Mayor Portal De Salud Y Calidad De Vida.

Deje el orgullo de lado y busque nuevas relaciones

Deje el orgullo de lado y busque nuevas relaciones

Las relaciones humanas cada vez más escasas. Paradójicamente, nunca hubo un momento en la historia en que tuviéramos tanto acceso a la comunicación. La tecnología hoy nos permite el contacto con cualquier país en cualquier momento del día o de la noche. Pero relacionarse es mucho más que mantener cualquier forma de comunicación con el otro. Es una especie de entrega por medio de los órganos de los sentidos. Es donar su corazón y su mente al otro y esperar el mismo de él. En esto se incluye toda forma de relación: la profesional, la amorosa, la social, la familiar.

El principal requisito para que consigamos adentrar ese mundo de intercambio es estar enteros o integrados a nosotros mismos. Al profundizar el autoconocimiento, conocer quiénes somos, nuestros anhelos, nuestras faltas, nuestras alegrías, acabamos encontrando el sustrato de lo humano, siendo más fácil y más natural alcanzar al humano en el otro lado de la relación.

Es muy importante que sepamos nuestras reales necesidades, nuestras faltas y anhelos. Saber de esas cosas, es mucho más fácil mantener una relación.

Una gran sugerencia para que esto suceda es, antes de iniciar un diálogo con el otro, preguntarse: "¿qué necesito del otro?", "Lo que yo ¿realmente quiero en este momento? ". Al responder a estas cuestiones, estamos simultáneamente entrando en contacto con nuestra propia falta (autoconocimiento) y abriendo al otro una ventana de posibilidad para que se establezca una relación auténtica. Un intercambio que nos alimenta en nuestra real necesidad y alimenta al otro en su calidad de donante.

Pues, pero usted podría preguntar: "pero si yo digo al otro que necesito de él o de algo que pueda darme, no me quedaré haciendo vulnerable, rebajado, exponiendo mis debilidades? ". Sí! Usted está sí exponiendo una falta, una necesidad. Y por el orgullo también inherente a la raza humana es que es tan difícil esa exposición. Pero sin ella, no hay como saber la necesidad y ni la obtención de nuestro deseo.

Si el orgullo prevalece, hay el gran de ocurrir manipulaciones. Acabamos diciendo o haciendo cosas para que el otro diga o haga algo que queremos. Cualquiera que esté del otro lado se siente manipulado, aunque la sensación no sea consciente. Y actúa en el futuro de la misma forma. Es decir, manipulando. En el momento en que, si utilizamos la primera persona del singular en cualquier diálogo, estaremos ofreciendo la oportunidad al otro de abrir la carcajada del orgullo y prestarnos los oídos del alma. Es decir: "siento mucho su falta", en vez de "usted sólo quiere saber de sus amigos". La primera frase expone nuestra falta y nuestro deseo. La segunda es una acusación, un cobro. A nadie le gusta ser acusado o cobrado, pero a todos les gusta ser deseados y queridos.

Nada más engrandecedor y valeroso que poder admitir y encarar nuestra propia imperfección e incompleta. Por eso, es muy importante que sepamos nuestras reales necesidades, nuestras faltas y anhelos. Es así que nos volvemos enteros y aptos para estar en relación.


Las personas inteligentes son más felices solas, apunta estudio

Las personas inteligentes son más felices solas, apunta estudio

Usted es del tipo de persona que ¿cambio sin pensar dos veces una noche con los amigos por una noche en casa viendo películas? ¿Has pensado, más de una vez, en salir de la ciudad grande y tener una vida más tranquila en el campo? ¿Le gusta recibir a gente en casa, pero se siente realmente feliz después de que las visitas se van?

(Bienestar)

Cómo hacer un presupuesto familiar

Cómo hacer un presupuesto familiar

Una barrera psicológica se forma en la cabeza de algunas personas a la hora de hacer un presupuesto. El primer gran miedo es saber si será posible soportar el dolor de ver que la persona cuesta más de lo que su dinero puede pagar. El otro miedo es pensar que las compras tan placenteras de futilidades llegar a su fin.

(Bienestar)