es.aazsante.fr

El Mayor Portal De Salud Y Calidad De Vida.

Niño mimado denuncia pereza de los padres

Niño mimado denuncia pereza de los padres

Usted ya debe haber visto o vivido la siguiente escena: en el supermercado, un niño se debate en el suelo , llora, grita, mientras la madre, en general, suele quedar bastante avergonzada con todas las miradas que se vuelven hacia ella y para aquel pequeño ser tan sonoro, cuya voluntad no fue prontamente atendida. El comportamiento es típico de los hijos mimados, considerados como un problema. Pero ¿cómo hacer para evitarlos? Una buena parte del origen - y de la solución - está en manos de los propios padres.

El hecho de que un padre, una madre (o ambos) mimar a los hijos pasa por diversos factores y va desde la superprotección hasta una cierta negligencia. "En vez de imponer los límites y gastar energía discutiendo con el niño, la salida más fácil es atender sus deseos", dice la psicóloga Patrícia Spada.

Otras cuestiones que resultan en el niño mimado incluyen: la madre con un alto nivel de edad ansiedad, o sea, con miedo de que suceda algo muy malo para el hijo; los padres que tardaron mucho en quedar embarazadas, y cuando viene el bebé él es tratado como un bibelón (algo frágil, que corre el riesgo de romperse a cualquier instante) y la rivalidad entre la pareja, llevándolos a disputar el amor del hijo mimando- el. Lo que también pesa es la inmadurez de los adultos por creer que un niño bien amado es aquel que va a tener todo lo que los padres no tuvieron y un poco más, entre otros motivos.

Los efectos del mimo

El mimo es la " no colocar límites claros y pasar a atender a todos los deseos del hijo, anticiparse para que no se frustre, protegerlo de los sufrimientos naturales e inherentes a la vida. "Son actitudes familiares que pueden inducir al niño a tener un comportamiento de riesgo no sólo en la adolescencia, pero aún cuando sea un niño mayor", alerta la psicóloga Patrícia Spada.

Los padres de hijos mimados tienden a ser super indulgentes y buscan hasta adivinar cuál debe ser el próximo deseo del niño. Cuando crezca, las posibilidades de este niño en no respetar las reglas son enormes. Al final de cuentas, ella fue creada como una pequeña "dueña del mundo" - todo lo que desea tiene, todo lo que quiere ella logra.

"En el futuro, ellos pueden desarrollar hasta un comportamiento delincuente, cuando muchas veces se convierten en líderes del mercado, (porque fueron tratados como autoridad o realeza toda la vida), maltratando, perjudicando o, como mínimo, despreciando a los demás que no concuerdan con su manera de pensar y actuar ", resalta Patrícia.

La Influencia comienza temprano

Desde su nacimiento, el bebé es susceptible al temperamento, a las vivencias positivas y negativas de los padres, a los modelos afectivos que ellos tuvieron, entre otros factores que, sin duda, influencian e interfieren en la relación padres e hijos.

Algunas actitudes de los padres los padres pueden, de hecho, obstaculizar el desarrollo global adecuado del hijo, tales como: sobreprotección o cuando el contacto con el hijo es mantenido de modo intenso y continuo, sea durmiendo con ellos, los amamanta durante mucho más tiempo que or (es esencial hasta el sexto mes de vida) y, principalmente, limitando el contacto del niño con otras personas, o con otros bebés.

De acuerdo con la experta Patricia Spada, son hábitos que impedirán el etiquetado el inicio de la percepción del bebé de que el mundo no es solamente la madre o el padre, sino que está repleto de otros intereses - hecho que puede dejar a los padres bastante amenazados en relación a la pérdida del afecto del hijo.

Otra actitud de los padres, a menudo relacionada con el abandono, pero disfrazada por comportamientos de total liberación, es la super permisividad, que consiste en hacer todo lo que el hijo desea, sin nunca poner límites ni colocarlo, explicando motivos de no poder hacer determinada cosa. "En el caso de los bebés, una situación que demuestra esto es cuando los padres se adelantan a los deseos del hijo, y rápidamente tratan de satisfacerlo, no raramente, en relación a la alimentación. Así, el niño llora o hace mención de quejarse y los padres, inmediatamente, le dan comida, sin ni darle la oportunidad de percibir y sentir si está con hambre o no y conocer su punto de saciedad ", alerta Patricia. >El poder del "No"

Es alrededor de los dos años de edad que el niño aprende a hablar "No". Es un descubrimiento natural, pero que por desconocimiento, los padres la enfrentan con temor de perder la autoridad y se genera un círculo vicioso: el niño intenta apoderarse de sus deseos y palabras recién descubiertas a fin de desarrollar su mundo mental propio o su identidad y, por el otro lado, los padres temerosos no aceptan y mucho menos comprenden esta fase y prefieren decir el "No" a quedarse con la palabra final. Es ahí donde empiezan los ataques de los pequeños. "El niño pasa a tener verdaderos ataques coléricos para afirmarse, cuyo límite para la birra es una tenue y frágil línea", añade la especialista de la Unifesp.

La edad crítica

Cuando los padres no tienen sus propias cuestiones emocionales bien elaboradas, es más fácil que ellas se confundan con las emociones del hijo y, de esa forma, proyecten en él sus deseos no realizados y sus frustraciones. Por esa óptica, cualquier edad es una edad de riesgo para deseducar a los hijos. "Cada una de las fases de la vida exige de los padres actitudes firmes, afectuosas, y límites bien colocados evitando-al máximo futuros trastornos de comportamiento", alerta Spada.

El comportamiento de los padres de no imponer límites para deshacerse del problema es una situación más común de lo que se piensa. En general, los padres permiten que el hijo haga todo lo que desee con la condición de no molestarlos. "Es lo que llamamos superpermisividad y una de las consecuencias es la indisciplina del niño, dice la experta.

Tiene cura!

La reeducación siempre es posible, siempre y cuando los padres realmente la deseen y estén dispuestos a arcar con las en el que siempre vivía. Generalmente, la escuela llama a los padres para orientarlos a buscar ayuda profesional, pues, a la vez, la escuela llama a los padres para orientarlos a buscar ayuda profesional, pues la escuela llama a los padres para orientarlos a buscar ayuda profesional, pues con la resistencia del hijo a perder el trono (falso y perjudicial) en el que siempre ha vivido. es en el ambiente social del hijo donde aparecen las desviaciones de conducta con más frecuencia. Otras veces, los propios padres perciben que todo ya está fuera de control y ni ellos mismos logran soportar más tal situación. Y es en este momento de coraje que pueden buscar un " profesional del área de psicología para ayudar al niño a desarrollarse y aprovechar todas sus potencialidades.

Compruebe los consejos de la especialista Patricia Spada para evitar al niño mimada en casa: <9 Cuando el niño no acepta comer lo que hay en la mesa y hace brote

Resurgir esto parte de una buena comunicación del niño con los padres. El problema es que los lados no están hablando el mismo lenguaje y, generalmente, hay gran manipulación por parte del niño.

Hay, de hecho, el riesgo de que el niño se quede sin comer, debilitada, enfermarse, y ella se siente y percibe la inseguridad y el temor de la madre en cuanto a eso. Si la madre no consigue traducir este clima emocional, será una guerra de hoz, pues ambos tenderán a mostrar al otro quien es el más fuerte y, por supuesto, el niño puede estar en situación de riesgo.

En estos casos, es indicado que la madre converse mucho con el niño, la respete en su gusto alimenticio, haga junto con ella algunos menús e insista, sin forzar, para que el hijo experimente la comida, pero tenga la libertad de escoger lo que quiere comer, pero siempre y cuando,

Choro de niño Con el tiempo, se siente respetado como persona, sin ser forzado, sin sufrir violencia (física o psicológica), va a querer comer y pasará a aceptar más fácilmente, en la combinación con la madre, lo que se haga para alimentarse.

Para que los hijos sepan reconocer el valor material y el esfuerzo de los padres para conquistarlos

Hablar siempre demostrando sin cobro lo necesario para un adulto se esfuerza par a tener dinero; - Ayudar al hijo a administrar su mesada (si la recibe), dejándolo decidir por la forma que quiere usarla, pero también arcando con las consecuencias - cuando el niño pase todo lo que tenga. Lo adecuado es que ella pueda esperar y juntar todo el dinero de nuevo, aprendiendo a esperar, a lidiar con la frustración y reconocer el amor de los padres por él. - No es saludable dar regalos para el hijo todo el tiempo.

Es necesario que él sepa la importancia de la economía regulada (y no exagerada), así como la importancia de que los padres le pidan opiniones sobre lo que él piensa que podría ayudar a mejorar el presupuesto de la familia.

Para que los hijos entiendan el " valor de las amistades y la importancia de compartir

Este es un valor que ciertamente comienza en casa. No es la madre obligando al hijo a prestar su juguete favorito para el amiguito que desarrollará en él el sentimiento de solidaridad o de compartir. Es natural que los niños pasen por la fase de no querer dividir nada de lo que es suyo con ningún amigo y en este caso es importante que la madre y el padre respeten y comprendan la posición y la emoción de su hijo y dejen que él aprenda a

Si los adultos están emocionalmente bien, tranquilos y confiados en la educación que están dando al niño, todo no pasará de una fase agitada y turbulenta, que cuando está acompañada de cerca por los responsables del niño,

Para evitar los ataques de llanto y crisis de los pequeños cuando algo no sale como ellos quieren

Muchas veces los ataques de llanto y las crisis no deben ser evitadas, justamente por la importancia que la que compiten. Ningún ser humano consigue todo lo que quiere en la hora que quiere y cuando los pequeños perciben que ellos tampoco son poderosos, porque no sólo las cosas no son como quieren, tampoco logran que los padres atiendan a sus deseos incondicionalmente, es el momento ideal para que despacio puedan ir entrando en contacto con la realidad y elaborar este sentimiento de omnipotencia, tan natural y esperado en los hijos. Es interesante señalar que, en general, las crisis de llanto y de birra, muchas veces, más dejan a los padres avergonzados - por la posible opinión de los demás (que ni se quiere conocer) de que no son buenos padres, que preocupados por la salud emocional y mental o desarrollo sano del hijo.


La lactancia disminuye los riesgos de muerte súbita infantil

La lactancia disminuye los riesgos de muerte súbita infantil

Según un estudio de la Universidad de Virginia , en los Estados Unidos, la lactancia puede proteger contra el síndrome de la muerte súbita infantil. En el estudio se realizó con datos de otros 290 trabajos sobre muerte súbita infantil, que se realizaron desde 1960 hasta 2009. Los investigadores descubrieron que los bebés descubrieron que los bebés que se alimentan con leche materna, que fueron alimentados con leche materna durante el primer año de vida tenían hasta un 60% menos de posibilidades de morir súbitamente que aquellos niños que no fueron amamantados.

(Familia)

Consejo Federal de Medicina cambia reglas sobre realización de cesáreas

Consejo Federal de Medicina cambia reglas sobre realización de cesáreas

De acuerdo con el CFM, decidieron adoptar el marco de 39 semanas por ser el período en que se inicia la gestación a término. Desde 2013, las 39 semanas se consideran el inicio de la gestación a término, esta decisión se tomó sobre la base de estudios analizados por el Defining "Term" Pregnancy Workgroup, organizado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG).

(Familia)